In Ictu Oculi

Recetario para los nuevos tiempos

Archivos por Etiqueta: Fútbol

El tanque verdiblanco

Hay jugadores con un hambre insaciable que no apaciguan nunca; caníbales del fútbol que sólo viven del gol, por el gol, para el gol. Jorge Molina (Alcoy, 1982) es uno de los tocados por ese frenesí que les lleva a pensar una y otra vez en la red rival. Delantero de envergadura, el alcoyano es uno de esos arietes que rompen la defensa a base de fuerza, de garra, como un tanque que atraviesa las líneas enemigas y no se detiene hasta que el balón golpea la red. Leer más de esta entrada

Anuncios

Salva Sevilla, la geometría del máximo asistente

Las gradas verdiblancas no suelen corear su nombre. Su perfil, alto de miras, guardián del centro del campo vestido de canas, no invita a imaginar el talento que guarda en sus botas. Es cierto que no tiene pinta de futbolista, pero por eso es más preciado el tesoro que se encuentra por sorpresa. Así cada asistencia es un grito, cada zancada una señal, cada batalla de Salva Sevilla (Berja, 1984) una amenaza a la defensa rival. Leer más de esta entrada

Belenguer, el talismán de la zaga

David Belenguer (Vilasar de Mar, 1972) hace honor al dicho de que los viejos rockeros nunca mueren. El central, que abandonó el Betis la primera vez por su edad, llegó de vuelta en un año en que su experiencia ha sido un aporte imprescindible a la hora de consolidar a un equipo plagado de jóvenes y con la necesidad imperiosa de lograr resultados. Leer más de esta entrada

Miguel Lopes, las lesiones minaron una brillante temporada

Hay un jugador verdiblanco al que la afición del Betis ha disfrutado por episodios. La intermitencia física de Miguel Lopes (Lisboa, 1986) ha impedido que el lateral cedido por el Oporto haya tenido continuidad en el once de Mel. Sin embargo, a pesar de las lesiones, la idea de que el portugués es un cerrojo importante en la zaga verdiblanca ha logrado implantarse entre la afición.

Leer más de esta entrada

Isidoro, el año de la consolidación

El lateral atraviesa como un puñal hasta la línea de fondo. Es mayo y las gradas jalean a un Betis que se ve en Primera el año próximo. Al calor de los gritos, el zaguero se transmuta en extremo y con un quiebro imposible deja al defensa del Tenerife preguntándose por los misterios del fútbol. Después, la sorpresa. Dispara con la derecha, golpea en el guardameta y el esférico besa la red del Villamarín. Un Villamarín de Primera. Un Villamarín que conoce bien las carreras de ese jugador que ahora grita y es uno con la grada. Leer más de esta entrada