In Ictu Oculi

Recetario para los nuevos tiempos

Archivos en la Categoría: Enlaces

Un ‘soneto’ me manda hacer ‘Violante’

Yo no diré que en mi vida me he visto en tal aprieto porque después de siete años ya he pasado por tesituras similares. Es la hora del milagro. Devuelvo a la vida a este monstruo, a lo Shelley, un día después de Todos lo Santos, por mandato de J.J. Merelo, profesor del curso de Social Media GRX. La petición es el ensayo,  recuperar viejos hábitos y volver al mundo ambiguo de hipertextos y etiquetas que Twitter desplazó hace ya cuatro años.

De la #Poesía al #Periodismo y de ahí al dospuntocerismo que este curso nos inculca con la intención de mostrarnos lo que estos tiempos nos tiene preparados -para unos- o el camino que con los años hemos recorrido -para otros- desde aquellas bellas horas en que los módems cantaban y había que colgar el teléfono para juntar cuatro letras.

Pero nos dejaremos de historias.

Que la fiesta de regreso sea breve, concisa. Catorce versos dicen que es soneto… que basten solo estos cuatro párrafos. ¡Feliz vuelta!

Anuncios

The Gift

The Hives

Le Cabotin

Le Cabotin, Charles Aznavour (1972)

Mad as…

Música para la clase de Narrativa

Autocrítica, de Vetusta Morla.

Ces gens là, de Jacques Brel en directo en el Olympia.

Butterflies and Hurricanes, de Muse en directo en Wembley.

Compras de Marzo

Lo nuevo de Carmelo Guillén Acosta, La vida es lo secreto. Editado por Rialp, es lo último tras la actualización de sus poesías completas en Númenor, hace un año.

Carlos Marzal vuelve después de un largo paréntesis poético. De la mano de Tusquets, el valenciano nos entrega Ánima mía. Un libro con el que saciar a los entusiastas de los premiados anteriormente Fuera de mí y Metales pesados.

Marzo viene fuerte…

Gnarls Barkley – Going on

Una de Gnarls Barkley antes de irme a dormir. Es la versión en directo en el concierto de Roskilde en 2008. Por supuesto, la versión de estudio es siete veces mejor… Dejo el recado. Sigan la pista.

Setenta años sin Antonio Machado

“Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,

y un huerto claro donde madura el limonero…”

Con la misma fuerza que nuestros antepasados celebraban el espíritu liberal de la Pepa de 1812, lanzaban años después rosas sobre la cabeza absoluta de Fernando VII. Esto no es un caso único, sino que se ha venido repitiendo -Casas Viejas, memoria histórica…- con armónica constancia desde hace siglos por Andalucía. Somos un pueblo enfermo de alzhéimer. Setenta años después las viejas raíces de Machado se secan bajo el sol de Colliure, destino último del poeta de los olivares de Baeza y los campos de Soria.

Hasta allí se trasladó este fin de semana una delegación andaluza para celebrar el aniversario de la muerte del poeta sevillano. Compuesta por ocho poetas (Elena Medel y Carmen Camacho entre otros) y miembros del ejecutivo andaluz como Rosa Torres y Fuensanta Coves; la delegación sirvió de representación de cada una de las provincias andaluzas durante los actos dedicados a la muerte del poeta.

Sin embargo, me pregunto hasta qué punto es real esta representación. El 70 aniversario de la muerte de Machado solo ha servido para abrirnos los ojos a una triste realidad. Machado solo existe en los libros de unos pocos colegiales, un par de líneas y una placa en la calle Dueñas, donde está el palacio de Dueñas en el que nació. Nada más. 70 años no han sido suficiente para un aniversario con honores en su ciudad natal, salvo la excepción de los actos organizados por su fundación en Baeza.

Y no era por falta de acontecimientos precisamente. El Festival de Perfopoesía se ha cruzado en las fechas con el aniversario. Mientras se encerraban en habitaciones invisibles, montaban escaleras de libros, daban lecturas de “poesía india devocional”, nada de recuerdos (salvo contadísimas excepciones de algunos autores) a Machado en unos actos que pretendían acercar la Poesía a los ciudadanos. No ha sido la única tacha. Algunos han echado de menos tanguillos y pasodobles sobre esta efeméride en el concurso oficial de agrupaciones del Carnaval de Cádiz.

Cuánto han cambiado las cosas. Hace casi cien años la gente se echaba a las calles para portar el féretro de Bécquer, para celebrar aniversarios de Alberto Lista… hoy hemos olvidado a Antonio Machado y solo nos lanzamos a la calle -es una generalización- para celebrar barriladas botella en mano. Decía Machado en su poema Retrato: “Y al cabo, nada os debo; debéisme cuanto he escrito…” Queda claro que tras setenta años, Andalucía sigue sin pagar su deuda.

*Pincha aquí para ir a la versión corregida del texto.

«Si alguien no está dispuesto a arriesgar algo por sus ideas, o sus ideas no valen nada o él no vale nada como persona»

El escritor italiano Roberto Saviano recoge el premio Vázquez Montalbán en Barcelona y ABC da la noticia. Entre otras cosas recuerda su constante peligro de muerte y critica la entrada de capital mafioso en la banca. Recomiendo que la miréis, es muy interesante. Pincha aquí si quieres ir a la noticia.