In Ictu Oculi

Recetario para los nuevos tiempos

La historia de Judit (2ª parte)

Es la hora del café” recuerda Judit mientras camina velozmente con aire misterioso. Desde el salón percibo el traqueteo mecánico de la cafetera, el sonido fugaz de unos pasos nerviosos que parecen corretear por la cocina y hasta mí llega un aroma a pastel recién hecho. Tal como se fue, Judit reaparece con un par de bandejas en las manos: “Café caliente, té y tortas de miel caseras, pruébalas” dice mientras deja los platos sobre la mesa. “Están hechas aquí, en el pueblo, en un obrador cercano a la iglesia. ¿Quieres té o café?

Té, por favor.” Contesto atropelladamente. Hay algo difícil de explicar en su forma de sostener la tetera, con el filo de los dedos y las yemas apoyadas en la superficie. Después el líquido resbala sobre la taza desde una gran altura con un chisporroteo de gotas que saltan hasta el borde. Y como el té, su voz continúa con un estrépito controlado. “El orden es importante. Me gusta que todo esté en su sitio y no me refiero únicamente a los objetos de la casa. Es necesario que todo esté como tiene que estar para que funcione bien, ¿me entiendes?” El salón y la casa entera conserva este espíritu en todos los detalles. Los cuadros bien alineados en la pared, las fotografías sobre la mesa, cada pequeño objeto del salón parece reafirmarse en su lugar, advertir al ojo ajeno cuál es su función.

De igual forma, Judit sabe cuál es su misión y cada acto parece dirigido a reafirmarse en su voluntad de entrega: “Cuidar a mi madre de la forma en que lo hago es algo que no todos comprenden. Es difícil explicar qué nos lleva a hacerlo así si realmente no sientes la necesidad que yo tengo” dice refiriéndose a sus cuidados. Su madre padece una enfermedad degenerativa que comienza a anunciarse en pequeños detalles, apenas puede caminar o realizar sus necesidades sin ayuda pero eso no le impide disfrutar del pueblo, los pequeños detalles como sentarse en la puerta, ir al mercado o acompañar a su hija en cada viaje.

Ella duerme en la primera planta, en una habitación pequeña pero bien ventilada en la que se amontonan viejos muebles, medallas, fotografías de familiares que la transportan a otros tiempos. Tiene aire acondicionado y una televisión, pero estas comodidades se esfuman ante la idea de salir de casa. Para hacerlo, hay que bajar una escalera muy empinada. Cada mañana,su nieto y su hija se levantan mucho tiempo antes. Juntos preparan un par de sillas en los primeros escalones, colocan la de ruedas al final de la escalera y se visten. Después se inicia la marcha: “Cargo en brazos a mi madre y la siento sobre la primera silla. Mi hijo la sujeta mientras yo tiro de ella con cuidado para arrastrarla hasta la segunda, que está en el escalón inferior. Esto se repite, escalón tras escalón, hasta el final de la escalera” dice ella mientras acaricia a uno de sus perros. La veo sonreír orgullosa, cada vez más grande, como una fortaleza que se levantara secreta y rotunda en la distancia.

Anuncios

3 Respuestas a “La historia de Judit (2ª parte)

  1. "Abre los ojos" 30 mayo 2008 en 2:48 pm

    Ya te digo. Esa mujer es la fuerza personalizada. La situacion que describes – de un modo tan peculiar como es el tuyo siempre- debe de ser fuerte y lo demuestra cada día. La situación en la que se encuentra, según cuentas, no es fácil y sin embargo sale adelante. Muchos de nosotros, ante esa situación o alguna parecida, nos hubiéramos/ hemos desvanecido al menos moralmente, y ella sigue al pie del cañón. Un ejemplo a seguir, sí señor.

  2. Vázquez 31 mayo 2008 en 9:26 am

    Delicioso….

    “…como una fortaleza que se lenvantara secreta y rotunda en la distancia.”

    Pd.- ¿Llegará la 3ª parte, verdad?

  3. Búho en la noche 27 septiembre 2008 en 10:31 am

    Hazme el favor de volver, que ya te vale. Quiero volver a leerte, bueno, y también a verte y escucharte aunque no sé qué es más difícil.

    Un besazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: