In Ictu Oculi

Recetario para los nuevos tiempos

La historia de Judit

El viernes estuve en Rémora para entrevistar a Judit, una amiga de mi madre. Hacía tiempo que no salía de Sevilla y me sorprendió la textura de las tierras que rodean el pueblo, los colores que se intercalan a lo largo de la carretera entre los montes y el vacío, la nada absoluta del campo que parece hablarnos de antiguas glorias como en los inéditos de Cerero. De mi casa a la de Judit hay apenas media hora en coche pero la distancia se hace insalvable si atendemos a la atmósfera. Ella vive cerca de la iglesia del pueblo, en un corral de vecinos cuajado de plantas que cuelgan de los balcones. Al entrar en la casa llama la atención la suntuosidad de las paredes, repleta de cuadros de pintores famosos, pero lo importante no era el espacio sino ella.

Nos espera en el salón, de pie junto a su madre, una anciana de ojos risueños y sonrisa fácil que comparte con su hija el eco de una antigua belleza. Judit es una mujer alta, de poderosos brazos torneados que parecen sostener la casa entera. Posee un rostro muy moreno donde destacan unos enormes ojos oscuros que no rechazan la confrontación de las miradas. Su historia es larga y difícil. Sevillana, pasó toda su infancia en una barriada construida por la Fábrica de Artillería para sus empleados. De aquella etapa guarda el amor por el baile y un cuerpo trabajado por la gimnasia, a la que dedicó muchas horas como monitora. Ya entonces destacaba por encima de todas las niñas: “era la más guapa del barrio y traía locos a todos los chavales” dicen sus amigas mientras ella sirve unas tazas de café.

Pero aquella etapa de felicidad termina de forma brusca con su primer matrimonio. Su marido la maltrata durante años, golpeándola incluso cuando estaba embarazada. Pocos después sobreviene la tragedia. Apenas llegará a ver a su primer hijo. “el pobre no llegó a salir de la incubadora” dice mientras su mirada vuela sobre la mesa que preside una fotografía del pequeño. Mientras habla imagino cómo ve salir a su hijo dentro de una pequeña caja blanca, cómo pide a los hombres que le permitan llevar el ataud con sus brazos, cómo se pierde dentro de la incineradora con el cuerpo roto. Se levanta y me acerca la fotografía: “¿Ves? Era guapísimo…” -Un resplandeciente bebé de apenas unos días duerme acurrucado en la incubadora- “Hay cosas que nunca se superan… ésta es una de ellas… pero hay que ser positiva y tratar de llevarlo lo mejor posible” La miro y siento que es verdad, la firmeza del que ha resuelto un gran interrogante centellea en sus ojos.

Anuncios

6 Respuestas a “La historia de Judit

  1. Buentes 19 mayo 2008 en 9:00 pm

    Vuelvo de nuevo al blog con este minireportaje. Debido a su tamaño, lo cortaré en varios trozos. Sé que le hace falta un buen retoque pero que sirva de ensayo al que tengo que entregar de aquí a unas semanas. Cuando esté completo lo colgaré por si os interesa.

    Como he dicho, nombres y lugares han sido cambiados por otros más simbólicos para respetar su identidad.

  2. Buko 19 mayo 2008 en 9:11 pm

    Veo regueros de lágrimas de las lectores recorriendo los teclados y provocando cortocircuitos. Ya sabes que te recomendé que lo pusieras esto, así que ahora te recomiendo que quites el último párrafo, que esto es un proema, no un telefilm de antena 3.

    Menos mal que has vuelto, hombre, que ibas a ser peor que yo. Y atiende a tus lectoras de los recitales :D.

  3. Buentes 19 mayo 2008 en 9:13 pm

    Ya tocaba. El último párrafo se queda. La historia de esta mujer merece salir a la luz para que sirva de guía a muchos otros. Pura fuerza, pura vida la de esta mujer.

  4. Buko 19 mayo 2008 en 9:19 pm

    No me refería al último párrafo que has dejado, sino a la aclaración final que, con tino, has quitado.

  5. Buentes 19 mayo 2008 en 9:24 pm

    ahhh fale
    jajajajaja lo siento.

  6. Vázquez 20 mayo 2008 en 12:03 am

    Pos yo -llorando (prohibido, buk, cachondearte de mí) -… te animo a seguir publicando la historia de Judit.

    Ánimo , Buentes, ya era hora de que nos regalaras un proemazo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: