In Ictu Oculi

Recetario para los nuevos tiempos

El precio de la opinión ON-LINE

Encuentro, en uno de mis descansos de estudio, un artículo sobre la blogosfera gratuita en el diario digital La Flecha. Me parece muy interesante que lo leáis porque profundiza en las comunidades virtuales y en los espacios que ofrecen blogs gratuitos, como MySpace, Blogspot o WordPress; empresas que son objeto de deseo de magnates de la información y multimillonarios con una intención un tanto oscura. Sino, ¿por qué Murdoch compra por más de 500 millones de euros una empresa que ofrece gratuitamente su material y atendiendo a que la publicidad en internet está aún en fase de desarrollo? Ala, pues eso, os recomiendo que os lo leáis. Un saludo, volveré pronto!!!

¿Cuál es el precio que pagamos por tener un blog gratuito?

David Imizcos, consultor jurídico y técnico de s21sec, empresa de seguridad digital, señala los citados riesgos.”Las comunidades de publicación y compartición de datos, así como las de gestión de correo gratuito, suponen riesgos para derechos fundamentales e incluso delitos. No hay más que leer las propias condiciones generales que aceptan sus usuarios para ir más allá de la sospecha”, explicó.Los blogs están revolucionando el periodismo. Así lo han entendido algunos periódicos on line, que abren sus páginas a la creación por sus lectores de comunidades virtuales y blogs. España, con más de 1,5 millones de blogs, es uno de los países europeos con mayor número de éstos.

Comunidades virtuales

Quienes resultan aún más sospechosas son las redes de intercambio de música, contactos, etcétera. La pasada semana se lanzó en nuestro país la plataforma de intercambio musical europea MusicMakeFriends. Pero el caso más espectacular y potencialmente polémico puede ser el de Myspace: la segunda web más visitada del mundo, según sus datos, con 180 millones de usuarios, se lanzó la pasada semana en España, donde espera a llegar a cinco millones de usuarios.

Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas, señaló que “Myspace es una referencia para los aficionados a la música, pero no una red social: en ellas los usuarios deben ser los dueños y éste no es el caso”.

Desde luego, no lo parece, teniendo en cuenta que Murdoch pagó 580 millones de dólares por el portal. ¿Dónde está el negocio? Chris De Wolfe, consejero delegado de Myspace, apuntó al gigantesco mercado de la publicidad, al millonario convenio firmado con Google y a las cuotas por usuarios desde el móvil.

Otros apuntan a intereses menos claros. En este sentido, David Ugarte, consultor y experto en redes desde la empresa Las Indias.net, declaró que “es más que razonable sospechar que una gran parte del interés que tiene Murdoch es crear una gigantesca base de datos”.

“Myspace es un corralito que reduce internet a un lugar desde el que crear una cabeza de playa para impartir adoctrinamiento publicitario y político. El primer paso en este sentido es conocer las afinidades que sus usuarios declaran”, añade Ugarte.

Según él, Murdoch persigue, primero, tener una base de datos con una segmentación de gustos, un tesoro para los anunciantes. A partir de ahí el magnate, a más largo plazo, quiere comprar medios de comunicación en España, añade Ugarte.

Sin apuntar a nadie Víctor Domingo señaló que “la sospecha de que detrás del desarrollo de las comunidades virtuales, que ahora son más participativas, esté la búsqueda de datos para su uso en la mercadotecnia, está siempre abierta”.

Porque “todo lo que haces en la red deja rastro” y es susceptible de ser utilizado. “Tienes que confiar en ellos y suponer que sus prácticas son honestas”, añade Domínguez.

Indefensión total

Abundando en esta tesis, Imizcos opina que el usuario queda en una “indefensión total” porque se pueden usar sus datos “con fines comerciales, para generar perfiles de márketing, etcétera. Las condiciones generales que acepta son de nula validez, no es posible renunciar a esos derechos”, añade.

Es ilegal, pero otra cosa es, “si el sitio web está en, digamos, Singapur, cómo se hace efectiva la protección que las leyes europeas y españolas garantizan”, añade este experto jurista.

Francisco Canals, director del Observatorio de Internet, explicó por su lado que el de “redes sociales es un concepto muy amplio”. En él caben desde páginas de contactos sexuales, amenazadoras para la intimidad, a canales temáticos musicales, que lo son menos, explica.

De todos modo, añade, “cualquier registro en internet implica un riesgo de captación de los datos para su uso en bases de márketing. La ley es firme pero casi nadie la respeta”. La cuestión, concluye David Imizcos, es sencilla: “si es gratis… ¿cuál es el precio?”.

VISTO EN LA FLECHA 

Anuncios

2 Respuestas a “El precio de la opinión ON-LINE

  1. Pingback:Marketing viral en el MSN « El arrozal

  2. Maria 21 junio 2007 en 6:56 pm

    ¡¡qué cosas!! Interesante, gracias!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: