In Ictu Oculi

Recetario para los nuevos tiempos

Fricalda

Quizás no entiendan que significa el título de la entrada, cierto? Yo tampoco, porque lo importante es que les cuente la solución a uno de los grandes problemas del año 2007. Podría hablar de ETA, de la reunión del G-8 en un balneario (qué chollazo!) o del cambio climático, pero al fin y al cabo, son temas de tres al cuarto que no importan a nadie. Como digo, lo importante del 2007 es… ¿dónde viajaré con el ministerio?

Amigos, ya tengo la solución. El destino me lleva a un lugar donde el frío hace que un buen whisky entre en el cuerpo como puchero de madre (con su hierbabuena y todo), una ciudad donde el viento comba la tierra y templa el carácter, el punto de unión de montes y mares, desde el norte combativo y fiero, el lugar donde se forjaron la poesía de Scott y los relatos de Conan Doyle, en definitiva, señor@s, hablo de… ¡¡¡EDIMBURGO!!!

Ved el vídeo entero, es para flipar. La Top Secret Drum Corps en el Festival de Edimburgo del año pasado.

Pues sí, lo han leído, no es producto de su imaginación que diría el mago pelmazo Anthony Blake. Edimburgo, capital de Escocia, acogerá en sus calles a este personaje que os escribe de madrugada después de dormir apenas dos horas la noche anterior y pegarse una paliza de clases y piscina a lo largo del día. Edimburgo.

Edimburgo es una ciudad muy pintoresca (típico tópico) y como vemos, personajes hay en todos lados.

La solución al enigma vino de la mano de la Familia (la Familia es la Familia, que dirían en El Padrino -Buko a ver si la ves pronto-) y es que mi tío Guillermo me ha ayudado a encontrar un buen sitio para aprender inglés (dios quiera) y hacer un buen agosto. Quizás como puntos de atracción de la ciudad, se cuenten el Castillo, sobre un peñasco volcánico que domina toda la ciudad, la Universidad, por la que pasaron grandes personajes de la historia, las calles de la Old Town, sus tabernas oscuras y sus tiendas, o el puerto de Leigh. Tampoco debemos olvidar que la madre casualidad ha querido unirnos a mí y al Festival Internacional de Edimburgo que comenzará a celebrarse justo con mi llegada. ¿Casualidades? Las adoro!!! Así que ya preparo dinero para asistir a un sinfín de operas, conciertos de música clásica y jazz, y bailes…

Concierto de gaitas en el Castillo de Edimburgo, con presencia de la realeza y todo.

En definitiva, estoy contentísimo por esta posibilidad que me brindan desde Madrid (por una vez) e intentaré intentar aprovechar (a lo Bart Simpson) el viaje para aprender inglés y no limitarme a hacer un ejercicio de Turismo. No obstante, ya me han avisado del “especial” sentimiento de amor de los escoceces hacia el inglés y de qué manera golpean el idioma con un “encantador” acento que es como arrastrar un tenedor por un plato. ¿Lo oyen? Nada más, abro la entrada a cualquier ayuda/comentario/crítica/recomendación que quieran hacer y que yo agradeceré infinitamente.

¿Das un salto conmigo a Edimburgo?

Anuncios

18 Respuestas a “Fricalda

  1. Cardenal Roquefort 6 junio 2007 en 11:33 am

    Maldito mamón, abres esta entrada para refregársela por la cara a los que nos quedamos sin viaje, ¿verdad? Pues bueno, sólo te digo que pases muy buen verano, que conozcas muchos sitios, que aprendas inglés (de una putiñera vez) y bueno… por qué no decirlo… que mojes el bizcocho de vez en cuando. :D

    Yo, mientras tanto, me quedaré en mi Palacio de Verano del Reino del Arrozal (como los Zares, pero ahogado en sudor), intentando resolver una duda tan misteriosa como la tuya: ¿viajaré (alguna vez en mi vida) con el Ministerio? E incluso una peor: ¿Haré este verano algo más interesante que mirar por la ventana de mi cuarto hacia la pared de enfrente en busca de lagartijas entre las parras?

    En fin, creo que este año mi ámbito de acción se reduce, como el anterior verano, drásticamente, aunque bien puedo alternar mi estancia perpetua en Costa Manguera con alguna escapadita a los paradisíacos lugares de Vélez-Málaga, donde sin duda encontraré agradable compañía (guiño guiño, Buentes), o bien disfrutaré de un par de placenteros y sosegadísimos días en mi amado pueblo, disfrutando del aroma a antiguo y a campo que recorre sus calles.

    En definitiva, un verano aburrido más, y todo porque a los señores del Ministerio no les da por concederme la beca, y también por culpa de gente como tú, que abandonáis a su suerte a un pobre desgeraciado sin vacaciones (acento prosódico en “pobre”) como yo. :(

    En fin, habrá que subsistir tomando el sol en la playa de cemento, junto a los mirlikitráncanos (mirlos comunes) kamikazes, con una bella vista a una avenida de matas de tomates, y con un exquisito cóctel de Mochuelo 43 con jugo de berenjena.

    Saludos!!!

    PS > Magnífico el vídeo de los tambores. Just incredible. :D

    PS II > Quien quiera venir a Costa Manguera, que entre sin llamar, que todo elemento que ayude a contrarrestar el aburrimiento será bien recibido.

  2. Luisfer 6 junio 2007 en 11:55 am

    No es mala eleccion. Pero llevate todos los abrigos que tengas, y disfruta del viaje, tanto el fisico como el personal. Una ciudad asi abre todas las puertas de lo emocional a la gente como nosotros.
    A lo mejor ni te va ni te viene, pero he reabierto mi blog.
    Saludos.

  3. Buentes 6 junio 2007 en 12:07 pm

    Mojar el bizcocho?? No suena bien Jesu, voy a mojar el gaznate en todo caso. Tu verano tampoco está mal tío, lo malo sería quedarse en mi “caja de zapatos” (piso) sin piscina, jardín ni nada,,,

    Luisfer, gracias por tu visita!!! Me alegro de que hayas vuelto. Me pasaré por tu blog ahora. Un saludo!!!

  4. Maria 6 junio 2007 en 2:10 pm

    No hace frio! Yo estuve ahi el veranito pasado… cierto que el inglés es curioso… una especie de versión gallega del inglés pero la verdad es que el pais es una pasada. Los paisajes son preciosos, la gente es encantadora… a mi me encantó. Aprovecha para aprender inglés, pero aprovecha para contemplar, para pasear, para escribir, porque, la verdad es que es muy bonito!

  5. Cardenal Roquefort 6 junio 2007 en 2:49 pm

    Tráete mucho whiskey, hermano.

  6. Carlos RM 6 junio 2007 en 11:13 pm

    Happy Edinburgh! Y eso, ¿qué c…osa es Fricalda?

  7. Buentes 7 junio 2007 en 1:01 am

    No lo sé ni yo, simplemente se me ocurrió porque me gustaba como sonaba… Me gusta hacer cosas así, utilizar palabras sin significado… ¿Le ponemos significado a Fricalda? A mí me suena a frío que cala los huesos… y a vosotros??

    PD: Irenina inventó el término Ñogüi para tener un sinónimo de Entrada y de Post. A veces lo utilizo, de aquí a la RAE.

  8. Jesu 7 junio 2007 en 9:35 am

    A mí también me gusta eso de inventar palabras. Todos conocemos de la existencia de “ojiplático”, “anérdota”, “perritráncano” y otras que salen por ahí de forma espontánea. Pues a mí Fricalda me suena a caldo frío, y también a nombre de un lugar de la Holanda o la Alemania del Norte.

  9. Maria 7 junio 2007 en 2:44 pm

    A mi Fricalda me parece el nombre de una señora gorda… o el nombre de un caldito muy caliente en invierno… de esos que te tomas tumbada en el sillon junto a la chimenea

  10. Á.Matía 7 junio 2007 en 6:49 pm

    A mi me suena a una salsa o un plato de comida… no sé…

  11. Buentes 7 junio 2007 en 10:23 pm

    Hmmm, qué bueno!!!

    PD: Mañana por la noche Crónica de Deguadaíra.

  12. Vázquez 7 junio 2007 en 11:23 pm

    ¡¡¡A Edimburgo!!! (Cuidadito con “el caldo de puchero”, eh!)

    Buentes, me alegro de que ya lo tengas todo preparado.

    PD.- Hmmm… Fricalda? A mí me suena a paseo con frío en chanclas… Así que no olvides unos buenos zapatos y calcetines (más de un par, claro).

  13. Cardenal Roquefort 8 junio 2007 en 12:01 am

    No hay nada que odie más que un día de verano nublado y con frío. Da un monton de coraje levantarse con los pies como una tranza de fríos, y encima no tener a mano nada más abrigador que las chanclas (o el propio mármol del suelo, que es peor).

  14. Ireninach 8 junio 2007 en 12:26 am

    ¡¡¡Me alegro por ti!!! Que te lo pases genial, aunque no hace falta que te lo diga… ¡¡Trae muchas historias para contar!!

    Qué suerte que te hayan concedido la beca.

    En realidad pienso esto:

    Y yo te odiaré durante todo el verano… 11.119 veces te maldigo.

    ¡¡MALDITAS BECAS!! ¡¡YO TAMBIÉN QUERÍA UNA!!

  15. Buentes 8 junio 2007 en 9:35 am

    GRacias Conde roquefort, Vázquez e Irenona.

    Paseo en chanclas, salsa de comida, caldo frío, nombre de señora gorda… la verdad es que Fricalda da para mucho, e inventar palabras y buscarle un significado también.

    Irenona, yo estaré agradeciendo todo el verano al ministerio, bendiciéndo 12.345 veces. jajajajaja

  16. Pingback:Malta « El arrozal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: