In Ictu Oculi

Recetario para los nuevos tiempos

Los Negritos ‘O7

Estaba todo preparado, el Señor de la Fundación sobre un monte de lirios morados en su paso de caoba oscura, la Señora de los Ángeles en el palio bizantino que bordase Juan Miguel Sánchez en 1955, cuando la cofradía aún se reponía de una primera riada (años después sufriríamos otra…). No pudo ser. El esfuerzo del equipo de priostía, el trabajo entero de un año se quedaba dentro de la capilla por segunda vez en los últimos 7 años.

Eran las 15:20. En el patio lucía un sol tibio que parecía mirarnos de reojo como señalando con gesto inquisitivo a las nubes, unas nubes grises y amplias que lo cubrían casi todo. Los nazarenos nos reuníamos en corros, había de todo, lágrimas, sonrisas, “sí salimos”, “noes”, gestos perdidos en la cal de la pared del patio.

Cuando salió a la ventana el Alcalde Mayor de la Cofradía (nuestro Hermano Mayor es el Cardenal Amigo) y nos dio la noticia estallaron las lágrimas en muchos. Me acordé de Cerero y tantos otros que hoy estarían bajo techo… Yo solté el cirio sin prisas y me interné en la atestada capilla para rezar ante los titulares. Al terminar, me remangué la túnica y salí por la puerta de la Casa de Hermandad.

Eran las 15:30, las nubes habían conquistado todo el firmamento y ya empezaban a descargar con saña otras lágrimas, más dolorosas, más molestas… Dios está en la lluvia. Recordé las palabras de Natalie Portman y agradecí a Dios esta lluvia. “Otro año será, aquí estaré en 2008”. Con mis pies descalzos y mojados me fui a realizar la verdadera estación de penitencia: volver a casa sin poder ir a la Catedral con mi hermandad.

Anuncios

8 Respuestas a “Los Negritos ‘O7

  1. Clara 5 abril 2007 en 10:14 pm

    Pablo, cuanto lo siento, el año que viene será y seguro que lucirá un sol luminoso. Esperemos una madrugá formidable, y que por fin, mañana salga el cachorro.

  2. rocío arana 6 abril 2007 en 9:39 am

    Me ha gustao tanto tu post que lo he impreso pa leérselo a mi padre. ¡Cuánto sabes! Eres grande, Duendes.

  3. Vázquez 6 abril 2007 en 2:21 pm

    Si fuera del tipo de creyente que eres tú te diría (copiándote la cita de VdeV): “Dios está en la lluvia” y los hombres como tú, descalzos o calzados, hacen “camino al andar” construyendo sus “ideales”… (A pesar de los contratiempos, y nunca mejor dicho)

    ((Puñetas!!! He terminado diciéndolo. Será que este post es buenísimo. Cómo transmite fervor, sentimientos y emociones…))

  4. Bukowski 6 abril 2007 en 2:37 pm

    Esto sí es una prosa impecable.

  5. Carlos RM 6 abril 2007 en 3:01 pm

    Qué pena, Pablo. Y qué gran entrada: serena, casi silenciosa, como gotas de lluvia en una tarde triste.

  6. Marta 18 abril 2007 en 12:34 pm

    Ya sé que llego a estas entradas con un par de semanas de retraso pero… ¡qué bien escritas! Con serenidad, profundidad y trascendencia.
    Me han gustado mucho, supongo que en parte será porque yo también tengo mi pedal “semana-santero” (aunque trato de llevarlo con discreción para no torrar al personal).
    Acá, este año también ha habido un tiempo nefasto y nos hemos quedado sin varias procesiones pero estoy contenta: todo lo que se ha podido hacer, ha salido tan bien…

  7. Buentes 18 abril 2007 en 1:00 pm

    Mal asunto… está visto que no podemos disfrutar de una Semana Santa con buen tiempo… Un saludo Marta, y no te preocupes, nunca es tarde si lo dicho es bueno jajajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: