In Ictu Oculi

Recetario para los nuevos tiempos

I. Réquiem

Faltan catorce días para que el día cumbre de la Semana Santa y, para conmemorar un poco ese hecho y, queriendo darle un giro a eso de la Semana Cultural de la Universidad de Sevilla, y en especial de la FCOM, me he decidido a recoger una serie de vídeos que nos muestren una de las mejores obras de la Música Clásica: Réquiem de Mozart.

Me gustaría ir colocando junto a los vídeos algún texto que pueda sintonizar con él, así empezaré con un poema del grandísimo Jose Julio Cabanillas que particularmente me llama muchísimo la atención. Se trata de Vigilia, de su libro Los que devuelve el mar, que recomiendo a todos los aficionados a la Poesía. Un maestro pondrá voz a otro maestro.

VIGILIA

En el Campo del Príncipe
está el viejo casón de un hospital
al pie de las colinas de la Alhambra.
Dentro del patio vuelan
-apenas han llegado- los vencejos
con este sol de abril que recién brilla.
Mi padre, aún joven. Pasa
la blanca galería. Tras la puerta
llora un recién nacido. Escucha, duda:
¿ése será su hijo?
Una campana da las siete y media
al entrar en la sala para verlo.
Estas campanas dicen
sólo que un día nacemos o nos vamos.
Ojalá nunca hubiese oído el bronce helado
y estas calles en cuesta no alzasen tras las tapias
un ciprés humeante.
¿Cuántos soles
rodando cuesta abajo se perdieron?
¿Cuántos años de bronce donde la muerte tañe?
Y este vivir ansiándola, temiéndola,
acariciando sombras.
Y no saber la hora. Y no saber… Padre, ¿he nacido?

Anuncios

6 Respuestas a “I. Réquiem

  1. Vázquez 23 marzo 2007 en 10:41 pm

    Qué manera de publicar entradas, de producir, o de “ca…”. (¡Vamos! Toda la panda de la fcom de de Sevila. Mmm… ¿Fcom, no? Bueno, da lo mismo, la que sea).
    Por curiosidad, Buentes, ¿qué tisanas tomas? En fin, para los que somos más mayores, ¿nos prodrías dar alguna recetilla?
    Buenas combinaciones en tus últimos post: crónica personal, música, (videos), y poesía. Me gustan.

  2. Buentes 24 marzo 2007 en 1:03 am

    Con tisanas supongo que te referirás a los Tés (se dice así en plural??) y las infusiones, no??? Bien, pues té verde mola y en cuanto a infusiones, yo soy un pelín tradicional, mi madre de momento sólo me ha introducido en la Tila y poco más… aunque últimamente me ha traído infusiones de ¿flores? y una de frutas del bosque que mola mucho hacerla primero en caliente, dejarla que enfríe y pa dentro. Pero bueno, aun estoy empezando en eso jejejejeje.

    Sí, la verdad que esta semana ha sido productiva, ya tengo preparados los siguientes posts en relación a Réquiem; será uno a diario hasta el Viernes Santo, justo los movimientos que tiene la obra jejejeje. Además incluyen obras de escritores que me gustan, como Cabanillas, al que tengo el honor de conocer en persona y que es un poeta clave actualmente.

    Pero a ver, quizás mañana por la noche además ponga otro post porque tengo pensado ir a Palma y así cuento un poco qué tal es.

  3. Vázquez 24 marzo 2007 en 12:07 pm

    Buentes, yo siempre he usado las palabras infusión o tisana (según la RAE: del lat. ptisana. Bebida medicinal que resulta del cocimiento ligero de una o varias hierbas y otros ingredientes en agua). Por cómo suena me gusta, especialmente, tisana. Ésta no tiene porqué llevar té. Cuando preguntaba ayer me refería a si entre esos tes (el plural va sin tilde, creo) que tu madre te prepara hay “alguno energizante”, jejeje, por lo de la racha tan buena de post. He estado buscando una tisana para “empezar el día con alegría” y he encontrado esta receta con té. La dejo aquí por si te interesa. TÉ DE ALBARICOQUE: Té negro, trozos de albaricoque, pétalos de girasol y aroma natural. Sabrosa mezcla que te ayudará a empezar el día con energía, y… alegría.

  4. Buentes 24 marzo 2007 en 12:18 pm

    Hmm, suena chulo. Tendré que visitar la tienda aquella que me recomendaste y hacerme con los materiales.

  5. Bukowski 24 marzo 2007 en 7:20 pm

    Ese poema es insuperable. Lo aparentemente sencillo del principio se vuelca completamente en la segunda mitad, y el último verso es un grito metafísico (y cristiano), la gran pregunta sin respuesta. Maravilloso.

  6. Buentes 24 marzo 2007 en 7:22 pm

    Es uno de los mejores poemas de Cabanillas. Me encantó desde la primera vez que lo leí, que además es el primero y se complementa con uno siguiente. Es increíble lo bien situado que está desde el principio y el giro de imagenes finales. Tremendo. Padre, ¿he nacido?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: