In Ictu Oculi

Recetario para los nuevos tiempos

Lectura en el Ateneo vol.II

Estoy feliz. Ya ha pasado todo y ahora estoy tranquilo y feliz, recordando cada momento, los gestos, mis amigos sentados allí apoyándome, la presentación de Pablo (Moreno), la sonrisa maliciosa de JJ mientras alguien contaba chistes (qué grande!) y los codazos de la señorita Arana a punto de estallar de risa.

Pese a algunas cosillas, el Ateneo es un lugar acogedor, y con esto me refiero al edificio. Una bonita sala acristalada, con asientos cómodos para la gente y una mesa que parece salida de un cuadro del s.XIX que te hace sentir importante. La sala, como digo, primero fue invadida por mis amigos (JJ, Rocío, Ananoke, Lopy, Jesu, Ireninach, Spich, Dani), todos a la espera y con una gran curiosidad por oírme; quizás encontrasen razones para ello porque nunca me habían visto en una Lectura, ese elemento novedoso del que hablamos en T.Red en la clase pero llevado a lo personal. Poco después llegaron los chavales… la primera impresión fue buena, no vi excesivo público del tipo “Hola, vengo aquí obligado por aquel de allí, que es mi profesor…” sino que parecían del otro tipo: “Bueno, aunque no vendría a esto en la vida, aquí estoy, a ver si me convences…”, así que esto me animó un poco.

Ahorraré a todos el momento en que una persona comienza a hacer chistes a la hora de presentarnos a Pablo y a mí, lo mejor fue la cara de JJ y sus comentarios a la señorita Arana, que apunto de partirse de risa no dejaba de dar codazos a JJ para que parara. Después de eso, comenzó Pablo a presentarme y escogió para ello hacer unos comentarios en relación a la famosa “Carta a jóvenes poetas” de Carlos Pujol, por cierto muy interesante. Pablo fue conciso, dio unas notas sobre la poesía y sobre lo que ello conlleva y me pasó la palabra.

Yo no recuerdo muy bien como empecé, creo que contando un poco quién era y cuál era mi camino hasta ahora, sorprendió un poco cuando supieron de mis 19 años, y pasé a contarles que la poesía nacía de lo cotidiano, que había símbolos a diario y que el poeta buscaba verlos, captarlos. Hubo momentos para el recuerdo, como cuando utilizando un poema de d’Ors certifiqué que los poetas no ligaban nada, que hizo gracia a la gente y que después traería sus consecuencias, o cuando pregunté si alguien escribía, levantaron la mano dos personas: Ana, una chica de Toledo; y Julio, que creo que era de aquí de Sevilla. Ambos con respuestas muy interesantes sobre qué era la poesía para ellos y cuándo escribían. También llamó mucho la atención del público la anécdota que conté sobre cuando escribo en el BUS y leo lo que voy escribiendo, que la gente me mira con miedo como si estuviese loco o algo. Todo esto fui intercalándolo con poemas de Beades, de d’Ors, de Pablo Moreno, Rocío Arana y míos. El tiempo pasaba, me metí en un terreno más serio contando un poco mi historia sobre cómo empecé en la poesía, el pique con Fany, y lo de mi abuelo. Noté rostros felices en el primer momento, en la parte de mi abuelo vi rostros serios. Me fui quedando sin tiempo, porque yo quería leer un poema de Pedro Sevilla, así que tuve que ir terminando con el poema de “Palabras para una despedida” y el “Consejo para caminantes” que dediqué a un Cerero que estuvo animándome desde la primera fila.

No todo fue perfecto, hubo un desliz por mi parte cuando a la chica que escribía la llamé Julia, en vez de Ana (aunque me di cuenta a tiempo) o como cuando hablé de Cantabria, cuando muchos de ellos eran de Asturias, pero bueno, también durante la lectura oí comentarios en voz baja como “qué bueno” (proveniente de Rocío), “qué bonito” de un grupo de niñas que estaban cerca de Ana de Toledo, o “vaya poema” de unos chicos que estaban a media distancia en el lado derecho.

Al finalizar la Lectura, saludos de la gente, felicitaciones de mis amigos y charla con la chica de Toledo, Ana, que me preguntaba que si no me afectaba la vergüenza de hablar en público y enseñar mis poemas a la gente, a lo que le respondí enseñandole los 3 pañuelitos que había gastado para las manos y que era algo que se debía superar, que costaba trabajo pero que había que hacerlo.

¿qué es lo que me llevo de todo esto? La felicidad de unos cuantos alumnos que vinieron al terminar para preguntarme por libros de poesía donde leerme y leer a algunos de los que yo había leído, la sonrisa de mis amigos que estuvieron ahí dándome seguridad y me lo pusieron muy fácil, y la experiencia de hablar frente a un público, que siempre cuesta un poco, pero que cada vez me estoy viendo más suelto.

Antes de entrar le decía a Dani que estaría satisfecho con que alguno de ellos comprendiese algo de lo que leyese y que se interesase por la poesía, ahora digo que el objetivo está cumplido porque al terminar de esto, se acercó un chico de Asturias, me felicitó, me animó a que no lo dejase y me preguntó que qué poetas podía leer. Yo respondí con d’Ors, Cabanillas, Sánchez Rosillo, Beades, Moreno y Arana; él apuntó y me dijo como despedida, gracias a ti, a partir de ahora leeré más poesía.

Misión cumplida, no???

Anuncios

20 Respuestas a “Lectura en el Ateneo vol.II

  1. Vázquez 20 marzo 2007 en 4:15 pm

    “Estoy feliz”. Qué buen comienzo para tu propia crónica poética.
    Ya sabes, a seguir en ello, a seguir sintiéndote feliz, y a transmitirnos ese estado de alegría y felicidad.
    Enhorabuena! Porque las “felicidades” se las diste tú ayer a los que estuvieron compartiendo la lectura contigo.

  2. Buentes 20 marzo 2007 en 4:16 pm

    Gracias Vázquez, te haré socia de honor de mi Blog, lo comentas todo!!! qué buena lectora!!!

  3. Carlos RM 20 marzo 2007 en 10:25 pm

    Misión cumplida, sí. En plural mejor, porque cumpliste con la misión de la lectura y con la de redactar esta crónica para los que no fuimos. No sé si me perdí algo, ¿la lectura formaba parte de alguna actividad para alumnos? Es simple curiosidad, un defectillo que tengo. Y coincido con Vázquez, “Estoy feliz” es un grandioso comienzo que se expande y se contagia.

  4. Buentes 20 marzo 2007 en 10:35 pm

    Sí, es una promoción de la Junta del aniversario de la fundación de la Generación del 27 donde invitan a distintas escuelas de España a que visiten nuestra comunidad y la conozcan mejor, los llevan a exposiciones, a lecturas (como la de Arana, Moreno, Cerero o la mía) o a monumentos. Buena idea, no??? :D

  5. Ireninach 21 marzo 2007 en 11:13 am

    Yo me quedé impresionada :)

    Eres un artista

  6. Vázquez 21 marzo 2007 en 3:23 pm

    De nada, Buentes. Gracias a tí por destacar mi lado femenino. Lo tenemos todos no?

  7. Vázquez 21 marzo 2007 en 6:27 pm

    ti*
    (…para los pulcros, para los que saben escribir, para los que lo ven todo, para el que lo sabe “todo”, para los finos y refinados, para los que “estriñen” cuando ven una falta de ortografía, para los que no pasan una… Y también para Bukowski. Gracias a ti por ser el ojo avisador. XDD)

  8. Buentes 21 marzo 2007 en 9:16 pm

    jajajaja que bueno Vázquez. Algo así dijo anoche Carlos Herrera en la Sexta cuando lo travistieron de limpiadora, me harté de reír.

  9. Vázquez 22 marzo 2007 en 5:41 am

    Qué bueno tu post de la Coca-cola y los Goliardos, que es lo que me… ¿inspiró? Ah! y ese “ouch” de Buk. La tele, no la veo desde hace muuuuchos meses. (Mmmm… ¿Será esto bueno?)

  10. Jesu 22 marzo 2007 en 4:14 pm

    La tele, no la veo desde hace muuuuchos meses. (Mmmm… ¿Será esto bueno?)

    Sí, siempre.

  11. Buentes 22 marzo 2007 en 8:09 pm

    Yo la TV para ver los partidos de fútbol importantes, Los Simpsons y… poco más. Lo mío es escuchar al Herrera por la mañana de camino a la Facultad, la prensa entera e internet.

  12. Bukowski 23 marzo 2007 en 9:02 am

    Por cierto, quiero decir desde aquí que me meo en los subnormales del PSOE, especialmente en el marica flipado de Zerolo, que a ver si se muere ya.

  13. Buentes 23 marzo 2007 en 12:06 pm

    Iyo tío vaya abuso… no es bueno desearle la muerte a nadie ni insultarlo como lo haces… hay mil maneras de hacerlo sin llegar a insultar a nadie. Que es un flipao, cierto, que le gustan los hombres, también, pero iyo que se muera que va tio…

  14. Vázquez 23 marzo 2007 en 1:18 pm

    Te ás pasáo, Buk, ¡cómo te has pasao! ¿Qué culpa tienen los subnormales, u otros dicapacitados, de que haya imbéciles en tós láos? ¿Qué culpan tienen los homosexuales de esto? JODER!!! Escribe de Zerolo, si te apetece, en el otro post de Buentes “Comedia en dos actos…”, y, si quieres respeto para ti, hazlo sin censura, pero con respeto. (En fin me callo ya, no me vaya a…)

    Por cierto, Buentes, un post bueno el de Comedia…

  15. Jesu 23 marzo 2007 en 8:32 pm

    Creo que no tengo más que decirte que te has colao, Buk. No sé cómo te has dejado llevar por un impulso así, cuando nos tienes acostumbrados a mostrar una crítica inteligente, fundamentada y elaborada. No siempre es bueno decir lo que se piensa a tontas y a locas, y sabes que, aunque me pese, lo digo por experiencia. ;)

  16. Vázquez 23 marzo 2007 en 10:47 pm

    PD.- EH! Antes me olvidé decir que me parece muy bien que le gusten los hombres. !!!A MÍ TAMBIÉN ME GUSTAN!!! (Lo dije, ¿pasa algo?)

  17. Buentes 24 marzo 2007 en 1:05 am

    A mí, mientras no me pase como en el Burbujas que un hombre se me puso en plan pesado intentando ligar conmigo, me es indiferente con quien se acueste quien sea, haya cada uno con sus gustos. Mientras me dejen en paz… yo tengo muy claro lo que me gusta, las mujeres (y mucho!!!).

  18. Pingback:Arte poética « El arrozal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: